Home office: El antes y el después

El concepto de “home office” ha tenido una redefinición sustancial en los últimos años. Si prepandemia echarte en la cama a revisar los mails u ocupar por un momento la mesa del comedor entre comidas era aceptable, ahora tener una zona de trabajo cómoda es una necesidad.

Incluso para los que volvieron al trabajo presencial, ha quedado claro lo importante que es poder separar los espacios de trabajo y de vida cotidiana como un tema de bienestar. Además, queremos y buscamos que nuestras home office se integren armoniosamente a la decoración y el estilo de nuestras casas.

Por eso, los depas de Armando Paredes consideran espacios flexibles que pueden adaptarse a cada estética y a distintos tipos de trabajo.

En el caso del Armando Paredes de Sáenz Peña, se fusionó dos espacios en uno: oficina y biblioteca. El área entre la pared y la mampara que da al jardín dio la profundidad necesaria para el librero que va de piso a techo. Los archivos que necesitan tenerse a la mano se disimulan entre libros, arte y adornos. El escritorio minimalista es una barra de madera, para maximizar el espacio. Además de la silla de trabajo se colocó una chaise longue, como para cambiar de postura y dar un mejor look al ambiente, que sigue conversando con la decoración de la casa, que es acogedora y divertida.

Como se trata de un área social abierta, este departamento en Barranco posibilita el trabajo sin desconectarse por completo de lo que ocurre alrededor. Esto funciona muy bien cuando hay hijos pequeños. Además, permite una mejor interacción entre los miembros de la casa.

En el Armando Paredes de Vanderghen, la home office se instaló en el ambiente que estaba proyectado para ser solamente una sala de televisión. El espacio amplio permitió montar el escritorio sin perder el sofá con la tele, y eso le da varios momentos de uso a la habitación. Un diseño versátil y flexible nos permite vivir con mayor comodidad nuestros espacios en casa.

En este depa en Miraflores,se diseñó un mueble multiusos: hacia el extremo derecho es escritorio; arriba tiene divisiones que sirven como repisas; del lado opuesto está el televisor empotrado y debajo hay gabinetes que funcionan para almacenaje. La iluminación también es un punto crucial: invita a usar el espacio, conversa bien con la estación y beneficia la productividad.

Y para quienes necesitan tener un espacio fuera de casa, está el Armando Paredes de Libertad. Este nuevo proyecto en el centro de Miraflores es un edificio versátil de naturaleza mixta, que combina espacios comerciales, depas de diseño contemporáneo con los metros suficientes para armar un estudio, y también oficinas boutique para que tengas esa saludable distancia entre el trabajo y la casa, y te inspires. Un espacio que se adapte a tus proyectos, en un entorno que te estimule.

La idea es que el momento de trabajo sea algo que disfrutes tanto como sucede con tu casa.